8 de abril de 2010

Para Ser Mejores…

0224097B ¿Te ha sorprendo en alguna ocasión escuchar a alguien quejándose de sus enfermedades y problemas, pero cuando se les sugiere que, muy probablemente, sus hábitos pueden estar ocasionando esas enfermedades y esos problemas, se vuelven con una mirada que denota su confusión y rápidamente se lavan las manos en cualquier cantidad de excusas?

Esto es más habitual de lo que nos gustaría admitir. Pero no quiero ahondar en este asunto, sino en el trabajo a realizar para ser mejores. Este trabajo es el más noble al que podamos dedicarnos, porque tiene que ver con desarrollar un carácter digno, de excelencia, y una visión abundante de la vida.

Sin embargo, no será con mis palabras, sino con una pieza muy conocida e inspiradora que comparto a continuación:

Desiderata

Escucha entonces la sabiduría del sabio: “Camina plácidamente entre el ruido y las prisas, y recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio. Mantén buenas relaciones con todos en tanto te sea posible, pero sin transigir. Di tu verdad tranquila y claramente; Y escucha a los demás, incluso al torpe y al ignorante. Ellos también tienen su historia. Evita las personas ruidosas y agresivas, pues son vejaciones para el espíritu. Si te comparas con los demás, puedes volverte vanidoso y amargado porque siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tú. Disfruta de tus logros, así como de tus planes. Interésate en tu propia carrera, por muy humilde que sea; es un verdadero tesoro en las cambiantes vicisitudes del tiempo. Sé cauto en tus negocios, porque el mundo está lleno de engaños. Pero no por esto te ciegues a la virtud que puedas encontrar; mucha gente lucha por altos ideales y en todas partes la vida está llena de heroísmo. Sé feliz Sé tú mismo. Especialmente no finjas afectos. Tampoco seas cínico respecto al amor, porque frente a toda aridez y desencanto, el amor es tan perenne como la hierba. Acepta con cariño el consejo de los años, renunciando con elegancia a las cosas de juventud. Nutre la fuerza de tu espíritu para que te proteja en la inesperada desgracia, pero no te angusties con fantasías. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Más allá de una sana disciplina, sé amable contigo mismo. Eres una criatura del universo, al igual que los árboles y las estrellas; tienes derecho a estar aquí. Y, te resulte o no evidente, sin duda el universo se desenvuelve como debe. Por lo tanto, mantente en paz con Dios, de cualquier modo que le concibas, y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones, mantente en paz con tu alma en la ruidosa confusión de la vida. Aún con todas sus farsas, cargas y sueños rotos, éste sigue siendo un hermoso mundo. Ten cuidado y esfuérzate en ser feliz”.

¡Qué tengas un gran día! Espero que puedas seguir disfrutando de Vivir la Excelencia.

3 comentarios:

Karla patty dijo...

hermosa reflexion ya la había leído antes y me parece grandiosa y llena de sabiduría , así debemos vivir y así mejoraremos este nuestro mundo , pero siempre nos empeñamos más en hacer lo contrario por que ralvez es más sencillo y no es así ojalá muchos la tomen en cuenta y gracias por escoger algo tan hermoso dios te bendiga y te de más sabiduría . Patty.

Gerson E. A. Arenivar dijo...

Muchas gracias Patty. Esta lectura es una de mis favoritas, y creo que es bueno estar recordando constantemente su contenido.Bendiciones también para ti.
Qué la pases muy bien!!!

video hosting dijo...

It is never easy to be a cancer patient. It is so hard to live like you normally do after finding out that you have such disease. Especially for women, breast cancer, could really be devastating. Losing your self-confidence, the fear of the unknown is always what keeps on running through a mind of a woman who has breast cancer. Sometimes, they pity themselves too and get jealous of other woman who can live normally like the usually do before.

Followers

Nos visitan de:

Test Footer

Besucherzähler Compteur Visite
Contatore
compteur de visite Besucherzähler contador de usuarios online